¡¡¡Estamos preparando una nueva web!!!

Ahora somos Centro de Cultura China San Wei y hemos crecido

Tenemos dos centros

Argüelles y Oporto

Consulta nuestra página con la información del inicio de curso en los dos centros ---> Ir a la página de clases de chino San Wei

 

¿Es fácil aprender chino?


El chino no es tan difícil como se cree. Para mucha gente que tiene alguna idea sobre este idioma, sus dialectos constituyen un gran obstáculo para su aprendizaje. Sin embargo, en realidad, no hace falta estudiar todos los dialectos, sino sólo el mandarín, que es el único idioma oficial de China. De hecho, los chinos con dialectos diferentes se comunican en mandarín. Así que para un extrajero, basta con hablar el mandarín para comunicarse con los chinos.

El chino es una lengua analítica y tonal. Una lengua en la que la mayor parte de sus morfemas son libres, siendo estos considerados «palabras» con significado propio. Un morfema generalmente se compone de un fonema inicial (una consonante) y un fonema final (que puede ser una vocal, un grupo de vocales o una vocal con una consonante). Teniendo en cuenta el número limitado de combinaciones posibles, se explica por qué en chino existen muchas palabras con pronunciación igual y distinto significado. El conocimiento de la escritura y, en la conversación, el contexto, es la única forma de distinguir palabras diferentes.

A parte de esto, el chino presenta una gramática muy sencilla y clara con pocas excepciones, no tiene flexión verbal, es decir, ninguno de los verbos chinos tiene conjugación. No tiene diferencia en los verbos que se refieren a los tiempos diferentes ni los modos diferentes. Lo que tenemos que hacer es simplemente añadir otra palabra que indica el tiempo o el modo a la oración, y, normalmente, estas parabras son multifuncionales, es decir, pueden añadirse a cualquier oración que indica el mismo tiempo o modo con verbos distintos. No existe la concordancia de género y número entre sustantivos y adjetivos, ya que carecen de la distinción de género y número.

Como un carácter chino tiene solamente una sílaba, se habla mucho más despacio que en español. En líneas generales es un idioma esquemático y práctico, que como el aprendizaje de cualquier lengua extanjera, requiere por parte del estudiante dedicación, constancia y determinación.